Un deseo



Aiko ocultaba su pasión por la novela romántica. Siempre que veía el cielo nocturno iluminarse con fuegos artificiales, deseaba despertar la misma atracción inevitable que sus protagonistas.

Aún no sabía que el amor de su vida se enamoraría por ser todo lo contrario: alguien cuyo atractivo se tardaba en descubrir.


Fotografía de @Stock Snap


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Adita

Haiku, sendero