El aroma de un recuerdo

Miraba la lluvia tras la ventana. Las letras de los apuntes parecían bailar a un son que solo ellas entendían. 
Un aroma se coló por las rendijas de mis pensamientos. Guiada por su recuerdo, salí y deambulé hasta encontrar en una floristería, entre rosas y azucenas, un ramito de violetas.



Microrrelato. 50 palabras.  

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Adita

Soy brisa, no viento

10 cosas que debes saber si eres un escritor novel