Abre los ojos

La felicidad huía tras sus pasos. 

Necesitaba vivir ajena a la tristeza, no perderme en la soledad de la noche.

Se desperezaba la mañana. La fragancia del café recién hecho me trajo de vuelta unas palabras: «Abre los ojos. La vida te espera».

Decidí mirar sin el lastre del pasado.



Foto de Abbat1

Reto literario del blog En el jardín inglés

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Adita

Soy brisa, no viento

10 cosas que debes saber si eres un escritor novel