Día del Padre

Hoy es un día para felicitar y para recordar...
Mis mejores deseos y felicitaciones para todos los padres.

He tenido la suerte de contar con un padre que me quería y que me ofreció todo aquello que necesitaba para crecer y ser.
Hace demasiado tiempo que ya no está aquí, aunque permanece en todo lo que soy y en mi recuerdo.

Hoy casualmente me he topado con estos fragmentos de mi novela "Las mareas de tiempo", la estoy releyendo y preparando una segunda edición. 
Escribí lo que sentí que mi padre me decía sin decirlo, con cada uno de sus actos, en boca de un personaje que se despedía de su hijo:

“Voy a morir, es un hecho. Es triste saber que te vas, ¡este mundo es tan hermoso! y no voy a estar con las personas que amo. Pero me voy profundamente agradecido por la oportunidad de haber estado aquí, de haber reído, de haber amado, de haber podido intentar hacer de este mundo un mundo mejor.
No te abandones a la tristeza, guárdame en tu corazón y, cuando pienses en mí, recuerda los momentos felices.
No pierdas la esperanza, tu madre ha de regresar. Cuando la veas dile que nunca he dejado de buscarla y de quererla.
No dejes de crecer, esfuérzate, pero no te pidas más de lo que puedas hacer.
La vida es un regalo con fecha de caducidad. Vive tu vida de la mejor manera posible. Intenta ser feliz”

Imagen relacionada

Papá, contigo, siempre.


Comentarios

  1. Esa parte me emocionó especialmente cuando leí Las mareas del tiempo. Por desgracia no solemos valorar a la personas lo suficiente hasta que las perdemos. Y fuí muy conflictivo en casa de joven y recuperé a mis padres muy tarde demasiado tarde.
    Un buen libro tu libro en muchos sentidos.
    Te sigo, Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Es un párrafo precioso de un libro magnífico, y desde luego, un sentimiento repleto de amor.

    Besos Nuria :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Margarita!
      Sabes lo mucho que valoro tu apoyo.
      Besos :D

      Eliminar
  3. Mi libro va dedicado a mi padre, lo adoraba. Muchas veces me planteo la importancia de la figura paternal en la relación del niño y realmente, me desconcierto al comprobar que cumple una función única y bastante diferente a la madre. Cuando se fue, me quedé tan solo, le echo tanto en falta que comprendí que seguiría siendo un soporte, un "agárrame a algo" a pesar de su ausencia.


    Besos, Ricardo.

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría leer tu libro, Ricardo.

    Cada familia es un mundo, pero creo que el amor de unos padres es fundamental para crecer de una forma equilibrada como personas. Tanto el padre como la madre son ejes fundamentales, cuestión aparte es la afinidad que con uno con otro podamos sentir. Veo que coincidimos en nuestra añoranza, yo también siento que mi padre aún está en lo que realmente importa. De hecho cuando atravieso dificultades suelo soñar con él, reviviendo parte de la felicidad que me transmitía.
    Un abrazo,
    Nuria

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy brisa no viento

Presentación de Llueve, aladas, palabras

Dulces sonrisas dormilonas. Nueva versión