Crepúsculo y alba


Como la noche ella era oscura, un misterio de ojos insondables.
Él era claro como el día, sus ojos cristalinos mostraban la transparencia de su alma.
Como el día y la noche sus destinos se cruzaban, crepúsculo y alba. Tras cada encuentro se separaban para vivir esperando volver a amarse.

Fotografía de Cocoparisienne

Reto literario del blog En el Jardín Inglés



 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Adita

Haiku, sendero